We need White Noise!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

El número de Agosto de la revista Icon celebra su 50 aniversario con 50 manifiestos encargados a 50 personajes que, según su criterio, son los protagonistas contemporáneos de la arquitectura, el diseño y el urbanismo.

La Petite Claudine nos regala la traducción de parte de la la introducción, el único manifiesto que posiblemente merezca tal denominación dado que no ha sido encargado (aunque esto, en el fondo, sea cada vez más irrelevante). Jean François Fogel nos hace una síntesis de las tendencias (estéticas y éticas) que surjen de los 50 manifiestos; la más importante cuantitativamente: “Muchos manifiestos son publicidad para su autor. Quizás el único manifiesto que se puede escribir hoy es un manifiesto para sí mismo.” (y de ahí la irrelevancia del encargo). Geoff Manaugh elige en BLDGBLOG sus manifiestos preferidos (por supuesto, exluyéndose a si mismo, el único blogger invitado a tal evento … o, alternativamente, un blogger incluido entre los 50!).

Por el personaje o por el mensaje recomendaría deambular por los discursos de John Maeda, Rem Koolhaas, Bruce Mau, Stefan Sagmeister, OSA (Office for Subversive Architecture), Phillippe Rahm, Geoff Manaugh, Teddy Cruz, Bernard Khoury o Dunne & Raby.

Pero mi elección personal e intransferible es para el manifiesto de CityMine(d), el colectivo de activistas urbanos dedicados a la reapropiación de los espacios públicos mediante proyectos creativos que trabajan desde Bruselas, Barcelona y Londres. Su oficina de Barcelona organizó en Abril las Jornadas KRAX de creatividad social en conflictos urbanos (en las que participé en el debate sobre creatividad social en la ciudad). CityMine(d) “reclaman el espectro”, pero no nos hablan de la liberación de las telecomunicaciones. Las ciudades necesitan ruido blanco, desorden, riesgo e incertidumbres:

WHITE NOISE! We need White Noise! Definitely. Like the unprogrammed slot on your radio set, cities have spaces not yet harnessed for starchitecture or polished by design. And they need them! Like oxygen. It cannot be all programme, function and use! That is suffocating! The casual, the unruly, even the insurgent: that is where creativity thrives, where the economy will survive and where governance is re-invented. Every day. So don’t bawl it out with development schemes and new regimes. We need white noise!

La ciudad ordenada no es un entorno creativo; una ciudad que no es creativa no es una ciudad, es sólo un espacio de agregación, no un espacio de interacción. Lo decía hace algunos meses cuando proponía que [l]a inestabilidad y la destrucción creativa como motores de la innovación urbana.

White Noise (en la Wikipedia):

White noise is a random signal (or process) with a flat power spectral density. In other words, the signal’s power spectral density has equal power in any band, at any centre frequency, having a given bandwidth. White noise is considered analogous to white light which contains all frequencies.

An infinite-bandwidth, white noise signal is purely a theoretical construction. By having power at all frequencies, the total power of such a signal is infinite. In practice, a signal can be "white" with a flat spectrum over a defined frequency band.

El ruido blanco es una construcción teórica propia de unas condiciones perfectas, no es alcanzable en el mundo físico absolutamente “imperfecto”. Por eso, son más preocupantes los planificadores que luchan contra el desorden (y logran muchas veces que la política destruya activamente la vitalidad urbana) que la posible distopía del caos absoluto, un riesgo que nunca saldrá del mundo de las ideas.

3 comentarios en “We need White Noise!

  1. Lo que esta claro es que la creatividad a mi entender responde a la situación y si no se generan las situaciones o se preeven y regulan de forma tan brutal,lo espontaneo, lo inmediato y la respuesta creativa deja paso a una manera de actuar tan falsamente ordenada que se hace a veces irrespirable,incluso cuando no nos afecta directamente….véase el entramado de ciudades y cascos antiguos de nuestro territorio restauradas al estilo “Leroy Merlin” ,donde nuestra historia se congela de mano de fachadas falsas y normativas estúpidas que hacen que el mismo hecho de pisar la calle casi este prohibido…
    Saludos y muy buen articulo como de costumbre….a cuidarse!

  2. Juan: llevo varios años pensando acerca de lo que escribes (somos lentos para “discurrir”, como dijo el huaso); pasa lo siguiente, ¿podría ser, sin perjuicio de tus conocimientos técnicos evidentes, que lo que haces al escribir e inter-relacionar tantos campos de diversa índole, sea lisa y llanamente Literatura (con “L” mayúscula) en la modalidad de “Experimentación Sintáctica”.
    No me expreso peyorativamente, todo lo contrario; solo intento entender la variedad de ámbitos que abordas.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>