Prospectiva y cambio en España: ¿la “anomalía” de la OPTI?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

El Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial (OPTI), una fundación creada en 1997 y vinculada al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio "genera información inteligente sobre la evolución y futuro de la ciencia y la tecnología a medio y largo plazo". Bajo esta declaración de intenciones se esconde una organización que parece empezar a entender nuestro futuro en la línea que comentábamos hace poco en la Carta abierta al futuro Presidente. Para ello empieza a utilizar herramientas y aproximaciones metodológicas propias de la gestión del conocimiento 2.0, desarrollando instrumentos de prospectiva basados en escenarios enfocados más a las fuerzas del cambio que a los instrumentos tecnológicos (Servicios de Vigilancia Tecnológica y Diseño de Estrategias de Futuro).

El País ha publicado una interesante entrevista con su directora Ana Morato, "La incertidumbre respecto al futuro es cada vez mayor". Estas son algunas de las ideas que hacen pensar en que la OPTI podría ser un elemento de cambio, aunque por el momento su impacto (medido como visibilidad pública o cambio de estrategias en sus "clientes") parece limitado y su propia web es poco acorde con su filosofía.

En los noventa es el despliegue de Internet, que ha cambiado totalmente la manera de relacionarnos con el entorno. Se producen también importantes cambios sociales, como la llegada de la mujer al mundo laboral. Aparece el teletrabajo, el concepto de empresa global… Además, está el cada vez más complejo entorno geopolítico, la cuestión de la energía, del agua… Es un momento muy convulso. Y la prospectiva nos aporta procedimientos sistematizados para reducir la incertidumbre. No es la bola de cristal, pero sí proporciona información inteligente, reflexiva y consensuada sobre el largo plazo.

Cuando empezamos hacíamos estudios muy sectoriales. Ahora son mucho más horizontales. Identificamos las fuerzas motrices que marcan el futuro y, en función de eso, las tecnologías necesarias.

… [sobre estas fuerzas] Una es la personalización: la alimentación, la medicina, los fármacos, la ropa, el coche… cada vez más, serán a medida. Otra es la conectividad: la necesidad de estar conectados desde cualquier parte. Luego están la seguridad y la privacidad, que se contraponen a lo anterior. Y la simplicidad para entenderse con la tecnología, cada vez será más intuitivo usar un ordenador, por ejemplo. Está también la movilidad de bienes y personas, y la combinación de los conceptos global, como los mercados, y local, como los consumidores. Otros temas clave son agua para todos y energía, desde luego.

En estos estudios se trata de ver señales de futuro muy débiles, que están en fuentes muy diversas de información, desde las patentes a los blogs, por ejemplo. Cada vez hay más gente que analiza los blogs.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>