Parlamento Democrático de Albaicín: dialogando y negociando la ciudad contemporánea

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

Diálogos y Negociaciones en la Ciudad Contemporánea es el título que este año lleva el curso de Proyectos 3 de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Granada. Javier Fernández y José María Romero lo han convertido en laboratorio experimental (organizado alrededor del CityWiki). Como explican en una nota de prensa:

Los proyectos (trabajos, acciones e investigaciones) que realizan los estudiantes de arquitectura en Albaicín están planteados para producir una particular conexión con los vecinos y usuarios del barrio. La intención es fomentar las relaciones, con el objetivo de provocar la creación y puesta en marcha de posibles prácticas de autonomía colectiva, que podrían ser el germen de un deseado "espacio público real” en el barrio granadino: el espacio público 2.0.

El 1o y 11 de Abril se celebra, como parte del curso, el Parlamento Democrático de Albaicín, con el objetivo de consolidar las relaciones iniciadas por los estudiantes. En el Centro Cívico Aliatar se reunirán estudiantes, vecinos y usuarios del barrio que han accedido a colaborar en este proyecto. Me han inivtado a presidir este parlamento, que será una excelente ocasión para aprender sobre este tipo de procesos y colaborar en el objetivo de extraer posibles protocolos de intervención que servirán de base para la celebración en Mayo del Workshop Disidencia o Resistencia (con 3 talleres en que participarán profesionales y profesores de diversas disciplinas) que constituirá el final del curso.

La filosofía del curso es aprender haciendo y conocer la ciudad interviniendo en ella y dialogando y negociando con sus protagonistas, los ciudadanos. Además el wiki que les sirve de plataforma se ha convertido en una parte de la piel digital del espacio público, donde se publican las libretas de notas de cada grupo de trabajo, se desarrolla colaborativamente una caja de herramientas y se documenta todo el proceso. Por ejemplo, este es un mapa de sonidos del barrio que han creado en el curso.

Este texto explica en detalle los objetivos y métodos del Parlamento Democrático de Albaicín:

Esta etapa del desarrollo del curso y del experimento se fija para cuando los trabajos de Documentación, Mapa de Actores y Caja de Herramientas estén satisfactoriamente concluidos. El objetivo es preparar un contacto de calidad de los agentes detectados en torno al material producido por los talleres. Así, provocar un debate establecido sobre modos, supuestos y palabras nuevas, más ajustadas a la contemporaneidad de las cosas que ocurren. Capaz de aflorar una identidad para todos mejor definida. La forma y programación de este evento debe ser motivo de diseño de los talleres.

Los trabajos, acciones e investigaciones realizados durante el presente curso de Proyectos 3 por los grupos de estudiantes para componer la Caja de Herramientas están planteados para intentar producir una particular conexión entre ellos y los vecinos y usuarios del barrio de Albaicín. Con ella se pretende producir un clima emocional apropiado para provocar unos posibles nuevos tipos de encuentros. Si se consiguen los encuentros, fomentados mediante la llamada a la creación colectiva -y alentados por el intercambio de conocimientos y el fomento de la autonomía colectiva-, se habrá empezado a construir el germen de un auténtico espacio público.

Dentro del proceso del curso, se inserta el Parlamento Democrático del Albaicín (pdA) como matriz de construcción social de lo intangible del espacio público. Se trata de intentar fundar un espacio común (de crear un territorio nuevo en el que una población sea consciente del espacio físico y virtual que habita), en el que el intercambio de ideas y estados de ánimo sea posible y provechoso, entre estudiantes, docentes, colaboradores y vecinos y usuarios de Albaicín. Su fundamento se asocia con valores culturales emergentes públicos que subyacen en la sociedad red contemporánea: compartir y configurar redes. Ambas herramientas, dispositivos o actitudes son aliados inseparables y cimentan la innovación, que se ha constituido en el auténtico motor de la acción y la producción contemporánea.

El pdA pretende instaurar un sistema de colaboración vecinal basado en las ventajas que ofrece la electrónica (como nuevo espacio superpuesto al físico), a la vez que hacer públicos los nuevos valores sociales que posibiliten construir un lenguaje ajustado y oportuno a los momentos de presión y disolución vecinal a los que se asiste. Con instrumentos propios de la nueva tecnología cultural propios de la condición de la sociedad red también pretende indagar en las capacidades de innovación de las conductas y los procedimientos. Y ser el lugar en el que compartir experiencias para tejer redes de afinidad en directo, y mantenerlas y consolidarlas a través de Internet, en el portal específico de CityWiki. En definitiva, el objetivo de este proceso abierto es fomentar la creación colectiva de nuevas palabras que formulen conceptos contemporáneos por medio de la colaboración (y de hilar y multiplicar redes sociales). Y así, crear y hacer transparente un material de proyecto urbano hasta este momento velado u oculto.

En el funcionamiento del Parlamento Democrático, la democracia se ejercerá uno a uno, es decir, los ciudadanos y agentes sólo se representarán a sí mismos; no existirán jerarquías y las mayorías no tendrán mayor valor, ni privilegio. La lógica del parlamento siempre suma, nunca resta o divide. El conflicto, la incertidumbre, el disenso, el diálogo y la negociación son las reglas del juego. Un parlamento democrático es un dispositivo ciudadano que, dentro de este experimento, será un espacio no-discursivo y creativo, útil en tanto que sea capaz de favorecer y fomentar la creación “de” redes, y la creación “en” las redes.

No se trata de corregir o llegar a alguna verdad, sino de crear un ámbito de autonomía colectiva y enriquecernos mutuamente con nuestras miradas y visiones, de descubrir y diseñar nuevas palabras con que definir con mayor precisión los acontecimientos, de actualizar nosotros mismos (estudiantes, docentes, y vecinos), nuestros hábitos y gestos.

3 comentarios en “Parlamento Democrático de Albaicín: dialogando y negociando la ciudad contemporánea

  1. Me interesa el proyecto. Sobre todo la retórica del proceso. Una versión pálida y desgrasada de la Microfísica del poder que anunciaba Foucault en los años 60. Y como los eufemismos y los términos alambicados sustituyen la claridad conceptual. El último parráfo podría terminar “O sea, la comunión de los santos”
    Por otro lado, vestir tecnológicamente a los viejos santos asamblearios en la política ciudadana no sólo no lleva a ninguna parte sino que puede llegar a ser contraproducente, porque supone una nueva forma de alienación de una élite que se divierte en los márgenes no decisorios del poder. En Córdoba el proceso democratizador de la política municipal se canalizó a través de “Parlamentos” de barrio cuyas decisiones en temas presupuestarios eran sintomáticamente ignoradas por los políticos profesionales. Por ejemplo, de los doscientos mil euros destinados supuestamente a la construcción de carriles-bici cuando llegó la hora de la verdad la alcaldesa de izquierda-asamblearia Rosa Aguilar no dio ni uno.
    Pero estaré al tanto de lo que comentes en el blog, sobre si realmente es una iniciativa relevante a un nuevo brindis al sol de la burocracia-cool.
    Saludos

  2. Santiago,
    Haces bien en ser crítico. Existen muchos proyectos de este tipo que, utilizando la marca “participativo”, no esconden más que otras formas de seguir legitimando estilos de gobierno poco, o nada, participativos. De hecho, la verdadera participación es muy incómoda por que va a dar como resultado opiniones críticas y proyectos opuestos a los que promueve el que gobierna.Es en ese momento cuando se demuestra si un proceso es realmente participativo, aunque yo preferiría hablar de abierto para no usar un término ya desgastado y ambiguo. Por el contrario, en la mayor parte de casos los “procesos participativos” se regulan estrictamente y la información se controla y se limita (se restringe la libertad) para que el resultado aparente sea satisfactorio para el que gobierna.
    Este proyecto no parte de un gobierno por lo que sus consecuencias serán limitadas, pero aún así creo que contiene algunos elementos muy interesantes y que pueden convertirlo en algo diferente a lo habitual. Lo veremos a lo largo de estos días.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>