Odio escribir

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

Odio escribir. Nadie me creerá pero es la realidad. No soporto enfrentarme a la pantalla. Me resulta exasperante que mis dedos tecleen mas lentamente de lo que mi cabeza produce palabras. Soy incapaz de dominar la narración, de mantener un esquema de lo quiero decir. Muy probablemente lo que sucede es que no tengo nunca claro lo que quiero decir. Escribo por impulsos, dejando llevar, cuando no hay nada mejor que hacer (y juro que hasta la actividad mas insignificante es para mi una excusa perfecta).

Todo esto hará sonreír a los que me conocen, los que me definen como un escritor compulsivo, incapaz de no escribir un solo día, lanzando textos de miles de palabras a borbotones.

Por eso escribo tanto en aviones, no hay excusa, o en las madrugadas, cuando me enfrento a mi pereza y acepto el reto que supone el papel que me gustaría vivir. El resto del tiempo, cada vez mas reducido, deambulo buscando excusas para no enfrentarme a la pantalla y martirizándome por mi indolencia.

[proyecto_K; B2]

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>