¿Licencias para la liberación de bases de datos geográficas?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

Nuestro grupo de investigación, con la colaboración de Fismare, lleva un tiempo desarrollando un sistema de información geográfica (SIG) de la zona costera marina de Galicia. Ha sido un trabajo largo y complejo, especialmente por las dificultades que hemos encontrado para localizar y obtener cualquier tipo de cartografía digital temática que esté ya desarrollada, incluyendo los datos más básicos (como por ejemplo, la línea de costa, batimetrías, etc). Esto no quiere decir, necesariamente, que no exista; simplemente no es ofrecida ni como un servicio por la administración pública ni como un producto por una empresa. Sólo en ocasiones es posible obtener (en general comprar) algunos productos parciales de la zona costera terrestre (en especial a través del Servicio de Información Territorial de Galicia), pero no de la zona marina (salvo imágenes de satélite y fotografía aérea que pueden proporcionar cierta información de las àreas más someras). Algunos colegas, para los que en la mayoría de casos los SIG son sólo una herramienta, nos han proporcionado datos cartográficos que ellos mismos han desarrollado, pero siempre muy limitados. Por estas razones nos hemos visto obligados a desarrollar este sistema de información, prácticamente desde cero, de forma autónoma. Nuestro trabajo ha consistido en la integración de datos de diferentes fuentes y, especialmente, la digitalización de nueva información.

Finalmente, después de muchos meses de trabajo, contamos ya con un sistema de información geográfica operativo (aunque se sigue ampliando contínuamente) que incorpora numerosos tipos de datos cartográficos de elevada calidad. Este sistema se ha convertido ya en una herramienta básica en nuestros proyectos de investigación y consultoría. Pero no queremos que esta herramienta se quede “entre los muros” de nuestro grupo ni tenemos como objetivo comercializarla. Bien al contrario, uno de nuestros objetivos es ofrecerla a la comunidad para su uso y desarrollo futuro.

Existe una razón muy simple para optar por la liberación de estas bases de datos. Sinceramente, llevo mucho tiempo desencantado con que sea prácticamente imposible obtener cartografía digital de la zona costera gallega. Me parece especialmente triste que la administración pública, especialmente la Xunta de Galicia o el Ministerio de Medio Ambiente o el de Fomento, que han dedicado cuantiosos recursos a generar cartografías de todo tipo, sigan sin ofrecerla (ni siquiera venderla) a sus ciudadanos (incluso para aquellos que trabajan en otras instituciones públicas y para ser utilizada en proyectos sin ánimo de lucro). Además, en las escasas ocasiones en que “aparentemente” se ofrece esta información, en la práctica en la mayor parte de casos sólo se permite realmente visualizar los datos geográficos pero no de acceder a las bases de datos originales para su incorporación a nuevos proyectos. Además, fruto de este modelo de nula transparencia, los ciudadanos no solo no tenemos acceso a la información, ni tan siquiera podemos evaluar la calidad del trabajo realizado y pagado con nuestros impuestos.

Ha resultado especialmente frustrante comprobar como reiteradamente se les impedía (o se les dificultaba enormemente) a los científicos de mi comunidad acceder a información geográfica que les sería de enorme utilidad en su trabajo. Como consecuencia de estas dificultades, y de la escasa cultura de colaboración existente, diferentes grupos de investigación han desarrollado por si mismos cartografías parciales para cubrir sus necesidades, que casi siempre son de una calidad limitada dado que no han podido dedicar los esfuerzos precisos o no cuentan con las herramientas necesarias.

Pero, como consecuencia de esa deprimente experiencia, nuestro grupo decidió generar internamente una base cartográfica amplia y de elevada calidad para la zona costera gallega, con información topográfica, batimétrica, infraestructuras, toponimia, distribuciones de hábitats y recursos naturales (caladeros de pesca, bancos marisqueros), imágenes aéreas y de satélite (incluyendo series temporales), etc. Nuestro objetivo final es liberar las partes de este SIG que se encuentran libres de restricciones legales; por ejemplo, no podemos liberar las imágenes de satélite o aéreas por que sus proveedores nos lo impiden. La liberación de esta información permitirá que pueda ser utilizada, mejorada y ampliada por otros usuarios (tanto particulares como instituciones, y tanto públicos como privados). Ese momento ha llegado y en tres semanas pondremos en abierto esta cartografía, incluyendo tanto las bases de datos vectoriales originales (en formato shp, una especificación desarrollada por ESRI y que se ha convertido en una suerte de estándar para la mayoría de herramientas SIG), así como capas KML para Google Earth. Por otra parte, esta cartografía será servida online por Google Earth para su acceso directo por cualquier usuario. Las bases originales serán de interés para los usuarios de SIG, mientras que la información en Google Earth puede ser útil para cualquier persona interesada en la zona costera gallega (desde turistas a empresas o ayuntamientos pasando por pescadores o simples curiosos) y para muchos científicos y técnicos que necesitan trabajar con información geográfica pero no disponen de herramientas GIS. En resumen nuestros objetivos con esta liberación son tres:

  1. Demostrar con la práctica que existen otras formas de trabajar, alejadas de la falta de transparencia y de colaboración que, lamentablemente, caracterizan a nuestras administraciones públicas e, incluso, a las comunidades de científicos (lo cual es aún más absurdo dado que la generación de conocimiento científico es necesariamente un proceso de colaboración abierta). Y, especialmente, demostrar que este modelo puede ser más rentable en todos los sentidos: reduciendo el tiempo de desarrollo de futuros proyectos, mejorando la calidad de los productos que se generen, y proporcionando una base para futuros proyectos comerciales que otros puedan realizar (proyectos que, sin contar con esta información disponible, podrían no ser viables).
  2. Romper el círculo vicioso en que está atrapada la comunidad científica gallega (no cuentan con bases de datos disponibles y como consecuencia evitan trabajar con SIG, lo cual es un problema grave en pleno siglo XXI, o generan cartografía propia muy limitada en cantidad y calidad). Esperamos que los futuros usuarios descubran que, partiendo de nuestra información, puede llegar mucho más lejos y dejen de “reinventar la rueda” (como digitalizar de nuevo la línea de costa; la primera necesidad, aparentemente trivial pero que requiere mucho tiempo y un esfuerzo de estandarización, con la que se enfrenta un científico marino) y se puedan dedicar a desarrollar nueva información y conocimiento.
  3. Atraer a otros especialistas a este proyecto de base geográfica abierta, de modo que generen nueva cartografía y que decidan liberarla para ampliar este SIG abierto de los sistemas costeros gallegos. En resumen, lograr nuevos usuarios que trabajen bajo la filosofía del código abierto, pero aplicado a las bases de datos no al software.

Como decía, en tres semanas haremos pública la información con todo lo necesario para su visualización y utilización por cualquier usuario. Estamos en estos momentos resolviendo los últimos problemas: documentando las bases; generando las capas de Google Earth (acompañadas en algunos casos de fotografías en Panoramio); segregando las fuentes de información que no son propias y no podemos liberar; y, finalmente, seleccionando una licencia adecuada para nuestros objetivos. Es aquí donde quiero pedir consejo a los lectores de este blog con experiencia en cuestiones de propiedad intelectual (y se que hay muchos y muy buenos). Estamos analizando diferentes opciones dado que la mayor parte de licencias estñan diseñadas para derechos de autor o para software, pero no específicamente para bases de datos:

En estos momentos, de entre los tipos de licencias disponibles, y partiendo que ninguno está diseñado específicamente para bases de datos, nos decantamos por las Creative Commons. Como ellos mismos explican:

Can a Creative Commons license be applied to a database?

In short, yes—a Creative Commons license can probably be applied to a database, or at least, to some aspects of a database.

So, a Creative Commons license can be applied to a database?

Yes, a Creative Commons license can be applied to the structure or model of a database provided that is protected by copyright. The extent to which a database is protected by copyright law will vary depending on the jurisdiction in which the database is located. In general, however, the entire database as well as some elements of the database are likely to be copyrighted; some elements may not be protected by copyright.

De entre las opciones que permiten estas licencias, pretendemos exigir el reconocimiento, permitir obras derivadas y su uso comercial. Entendemos que no tiene sentido, en bases de datos, no poder reutilizarlas con otra información para generar “obras” derivadas. Por otra parte,  la restricción de usos comerciales limitaría muchos usos y usuarios potenciales y nuestro objetivo es su máxima difusión y que, si es posible, ayuden a generar oportunidades de negocio. Estamos analizando en estos momentos si debemos incorporar la condición de “Compartir igual”. Por una parte, parece una contrapartida razonable al uso comercial, pero por otro lado ciertos usos comerciales serán inviables si el producto final debe utilizar esta misma licencia. Por tanto nos encontramos entre estas dos opciones:

Reconocimiento 2.5 España: El material creado por un artista puede ser distribuido, copiado y exhibido por terceros si se muestra en los créditos.

Reconocimiento – Compartir igual: El material creado por un artista puede ser distribuido, copiado y exhibido por terceros si se muestra en los créditos. Las obras derivadas tienen que estar bajo los mismos términos de licencia que el trabajo original.

¿Cuál es vuestra opinión? Os agradeceremos mucho que dejéis vuestros comentarios con ideas o recomendaciones. Y en tres semanas ofreceremos en nuestra web (que estamos rediseñando y actualizando) este conjunto de bases de datos geográficas con el mayor grado de libertad posible para su uso por cualquier interesado.

8 comentarios en “¿Licencias para la liberación de bases de datos geográficas?

  1. Comparto la frustración que supone no poder acceder a mucha información que han elaborado las administraciones públicas de este pais. Q
    uizás es que, como se dice, la información es poder. Pero la respuesta debe de ser más sencilla, simplemente desidia o un burocratismo mal entendido de los responsables administrativos.
    Lo cierto es que la cartografía y su disposición pública es francamente mejorable. Habría que exigir una unificación de las acciones puesto que la información se genera sobre soportes diferentes que luego no concuerdan e impiden su comparación en un GIS o trabajar en otras aplicaciones.
    En Canarias se lleva ya más de una década trabajando en esto, pidiendo desde todas las partes implicadas una homologación de soportes y una continuidad cartográfica puesto que muchas actualizaciones se vuelven a dibujar en su totalidad, con lo que trabajos anteriores dejan de tener validez.
    A esta tarea de exigir acciones públicas y acceso libre a la información se han incorporado más recientemente los Registradores de la Propiedad que llevan varios años elaborando una base real de la estructura parcelaria de las transacciones inmobiliarias con gran cabreo del Consorcio para la Gestión Catastral del Ministerio de Hacienda que tiene construida esa base de datos digital con muchos errores y sobre una cartografía propia. Por supuesto, inaccesible al común de los mortales.
    Sigamos pidiendo pues acceso, unificación y homologación de la información espacial disponible.
    Un saludo desde esta parte del Atlántico

  2. Hola Juan,
    El tema de las “compartir igual” siempre es algo peliagudo y es un debate en absoluto cerrado. Por una parte, parece lógico asegurarse que nadie va a cerrar lo que nosotros hemos abierto. Sin embargo, y por contraintuitivo que parezca, da algunos problemas de compatibilidad, sobretodo en las obras derivadas.
    Te recomiendo la lectura de unos cuantos artículos de David Wiley que escribió mientras preparaba – o a raiz de – la nueva licencia para contenidos abiertos (http://opencontent.org/blog/archives/355):
    http://opencontent.org/blog/archives/347
    http://opencontent.org/blog/archives/348
    http://opencontent.org/blog/archives/349
    http://opencontent.org/blog/archives/364
    http://opencontent.org/blog/archives/366
    David Wiley es una persona 100% pro-acceso-abierto y de una gran solvencia, en el sentido que sus opiniones suelen estar más que fundamentadas y en absoluto son tibias para con el acceso abierto.
    En otro orden de cosas, he conocido esta semana a Mike Saunby (http://mike.saunby.net/) que trabaja con SIG para el desarrollo. Igual le puedes mandar un mensaje para preguntarle su opinión, ya que en su equipo también han tenido – a tenor de las explicaciones que dio en su charla – que publicar bases de datos geográficas en abierto. No tengo su contacto, pero si no lo consigues tú googleando, puedo intentar conseguirlo a través de la organización de la conferencia a la que asistí.
    ¡Suerte!

  3. Tus ideas y tus opiniones son como siempre muy acertadas y van directas a la raíz del problema. Sobre la disponibilidad de datos geográficos esperemos que con la aplicación y puesta en marcha de la Directiva Europea para la Reutilización de la Información en el Sector Público (por cierto España fue multada a finales del año pasado por no haber transpuesto la directiva en una ley) la información que atesoran las administraciones salga a la luz. Es decir almacenan bienes de gran valor sin ponerlos en circulación y sin explotar así su valor económico para dinamizar “la economía del conocimiento”. Y la falta de cultura SIG en Galicia es asombrosa. Y en parte es por lo que comentas.
    Y sobre el tema de las licencias me alegro de que te hayas planteado este tema porque hace un par de semanas empecé yo a darle vueltas y me sucede lo mismo que a ti. La única licencia, sin haber profundizado demasiado todavía en el tema, que he encontrado que permita cumplir los objetivos que busco es la Creative Commons pero como el resto presenta lagunas en ciertos temas.
    Además, si en el mundo de los libros la modificación o utilización parcial de una fuente puede enriquecer el contenido, en el caso de la cartografía que es utilizada en ciertos casos para misiones críticas o para la toma de decisiones la desvirtuación de la información puede ser problemática. Este es uno de los puntos por los que muchas agencias públicas son rehacias a ceder cierto tipo de información si no tienen un control o al menos tienen registrado quién la está utilizando y para qué fines ya que alguna de esta información tiene validez legal. Seguiré atento a tus avances y te informaré de los míos.

  4. Por cierto se me escapó comentar en el post anterior el trabajo y los estudios que está realizando el Gobierno de Queensland para el licenciamento abierto de sus bases de datos estadísticas, espaciales, etc… a través de la definición del Government Information Licensing Framework. Y en especial los estudios sobre la creación de una ·Spatial Information Creative Commons.
    http://www.qsic.qld.gov.au/qsic/QSIC.nsf/CPByUNID/6C31063F945CD93B4A257096000CBA1A
    http://geospatial.blogs.com/geospatial/2007/05/ssc2007_tasmani.html

  5. Federico,
    Estoy totalmente de acuerdo en que los ciudadanos, en especial aquellos de que de una forma u otra trabajan con información geográfica, deben ser firmes en reclamar a las administraciones un modelo transparente. Pero sinceramente, me parece que estas iniciativas o no tienen eco o cambian las cosas muy lentamente. Cada vez entiendo más que, además de este tipo de acciones, deben realizarse otras al margen de la administración. O sea, generar esta información de modo independiente (Open Street Map es un buen ejemplo). Nuestra iniciativa pretende ir en ese sentido.

  6. Ruben,
    No lo comenté en el post pero también estamos analizando el tema de la modificación de las bases de datos geográficas por otros usuarios. Tenemos un planteamiento que aún estamos puliendo pero en resumen sería el siguiente:
    1) ofrecemos nuestras bases en nuestro sitio web (sería bueno contar con un “sourceforge” para este tipo de información),
    2) solicitamos a otros usuarios que si lo desean (u obligatoriamente según la licencia) hagan públicas sus “obras derivadas”; estas nuevas bases podrían ser referenciadas (almacenadas si el usuario lo desea) en nuestra web, pero independientemente de las bases originales,
    3) evaluamos la calidad de la información de otros usuarios y, si es equivalente a la de las bases originales, la incorporamos a estas bases de modo que se van apliando y mejorando paulatinamente. Así, aseguramos un nivel estándar de calidad (el que nosotros hemos aplicado inicialmente como mínimo) pero no impedimos que otras cartografías estén disponibles. Cada uno podrá usar la que quiera y sabrá su historia y cuales son sus responsables.
    Como te decía es sólo un planteamiento provisional que iremos depurando.

  7. Sería una pena y un fastidio que vustro trabajo siva para que otros se aprovechen crematísticamente hablando.Que lo use cualquiera pero bajo vuestra licencia. Trabajar con el ejemplo es loable y sin duda un bajonazo a la universidad gallega, no creo que te quieran mucho los grandes carcas del Csic de santiago por ejemplo. Esto está muy arraigado en esta sociedad ancestral e impide la modernización de nuestra tierra

  8. Paréceme moi necesaria a cuestión que plantexas e ao mesmo tempo controvertida. Dende o meu punto de vista, e ámbito de traballo na ONG ambiental (www.cemma.org)o sistema Reconocimiento – Compartir igual paréceme correcto. A maior parte das cousas que nós editamos, en papel ou web, son de acceso gratuíto e máxima divulgación, é por iso que sería para nós unha boa ferramenta. Na medida en que se abran portas deste tipo e con información, moitos centros terán que mudar sen remedio, sobre todo aqueles que obteñeninformación con diñeiro público en cambio logo a información transfórmase en secreta cando non en particular.
    Adiante. un saúdo.alrfedo López (Tokio)

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>