El regreso a las ciudades en EEUU y sus consecuencias para la sostenibilidad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

Uno de los proyectos “lentos” que mantengo y que, espero, poco a poco, empiece a dar resultados públicos está relacionado con el análisis de la relación entre ciudades y sostenibilidad. Mi hipótesis de trabajo es que las ciudades son “la solución” pero solo cuando las aglomeraciones urbanas están diseñadas de acuerdo con determinados criterios y los ciudadanos se implican en determinadas dinámicas sociales y económicas relacionadas con el uso del espacio y los recursos. El pasado 29 de junio participé en el Agora de la Tribuna del Agua de la ExpoZaragoza 2008, conversando con los arquitectos José Luis Vallejo (de ecosistema urbano) e Iñaki Alday (responsable de la urbanización del Parque Metropolitano del Agua de Zaragoza) sobre urbanismo e innovación y sus consecuencias para la sostenibilidad de las ciudades del futuro.

En mi intervención utilicé el análisis que realizaba hace poco en ADN.es | Ciudades enredadas sobre el impacto de la crisis energética sobre el comportamiento de los norteamericanos y sus consecuencias, en cierta medida sorprendentes, sobre la sostenibilidad. En Volver a la ciudad y la bajada de las emisiones explico como la crisis está motivando un regreso a los centros de las ciudades y como consecuencia una mayor eficiencia energética y, por tanto, un reducción de las emisiones per cápita de gases de efecto invernadero. Lo que no ha logrado el protocolo de Kyoto ni la geopolítica lo ha conseguido un mecanismo de mercado, puesto en marcha por una crisis económica, a pesar de la hiperregulación que afectan al consumo de energía y de los usos del espacio por los ciudadanos. Este es el texto del post:

Los problemas globales, como son en estos momentos el cambio climático o el aumento de los precios del petróleo, generan cuando se encuentran consecuencias complejas y, en ocasiones, sorpredentes. Este parece ser el caso que estamos viviendo en estos momentos, donde, al menos en Estados Unidos, la carestía de los precios de los combustibles fósiles están modifcando radicalmente los habitos residenciales y de transporte, y como consecuencia reduciendo la huella ecológica provocada por las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. De este modo, el objetivo que lo que no ha logrado el protocolo de Kyoto y la presión internacional, puede empezar a conseguirse “gracias” a la crisis económica. Vamos a repasar aquí las evidencias que se están conociendo en los útlimos meses y las relaciones entre cada uno de los factores que juegan en este proceso.

Los medios de comunicación están dedicando gran espacio a documentar como los norteamericanos empiezan a modificar su comportamiento residencial invirtiendo la tendencia que dominó la segunda mitad del siglo XX. Podemos tomar como ejemplos los recientes artículos en The Telegraph, Americans migrate back to the cities, The Wall Street Journal, Suburbs a Mile Too Far for Some, o The New York Times, Rethinking the Country Life as Energy Costs Rise. Todos ellos explican la existencia de un movimiento demográfico neto en EEUU desde las zonas suburbanas de baja densidad hacia los centros de las ciudades. Una encuesta de Reuters sugiere que un 10% de la población está pensando en tomar esta decisión, con el fin de vivir má cerca de su trabajo y, por tanto, reducir sus costes de transporte. Esta inversión de tendencia se ha iniciado antes de la crisis económica actual y se ha concentrado en dos generaciones, los "baby boomers" que se encuentran ahora en su cincuentena, y los "millenials", nacidos entre finales de 1970s y mediados de 1990s.  Los primeros prefieren ahora casas más pequeñas y más próximas a lugares de ocio mientras que los segundos empiezan a estar hastiados de una vida suburbana demasiado “tranquila”. Como evidencia complementaria, Jon Taplin presenta datos que demuestran que los estadounidenses empiezan, por primera vez en décadas, a reducir las distancias que recorren en medios de transporte motorizados.

La relación entre coste del transporte y preferencias residenciales parece clara, pero Peter Gordon, economista de la Universidad de Southern California, propone en su blog una explicación más compleja, que no excluye a esta relación. En base a datos que publicó en el artículo Where Americans live, work and do business: thirty-five year trends (pdf) muestra como el "renacimiento rural" de inicios de 1970s se terminó con el aumento de los precios del petróleo en los inicios de la década de 1980s. Pero los siguientes ciclos de comportamiento no siguieron a los precios de la gasolina y, de hecho, las mayores áreas metropolitanas se revitalizaron en los 1990s cuando los precios eran más bajos. Gordon sugiere que en este caso se encuentra una mejor explicación si asociamos los hábitos residenciales con las tasas de críminalidad.

Si asistimos a un renacimiento urbano en EEUU, ¿cómo afecta al uso de combustibles fósiles?, y, por tanto, ¿al impacto humano sobre el clima? Para entender esta conexión debemos analizar la relación entre modelos territoriales y emisiones de gases de efecto invernadero. En EEUU estas relaciones están bien documentadas gracias a diferentes estudios que se han hecho públicos recientemente.

El The Vulcan Project un grupo de científicos, financiados por la NASA y el Departamento de Energía norteamericano, han mapeado las emisiones de CO2 en EEUU en cuadrículas de 100 km2 (este video presenta diferentes visualizaciones de los resultados de este proyecto). En Wired Science, Scientists Unveil High-Res Map of the U.S. Carbon Footprint, resaltan uno de los principales resultados de este proyecto que demuestra que las emisiones no son proporcionales a la población. Así los estados del nordeste emiten menos de lo esperado mientras que los del sudeste, más dependientes del carbón, emiten mucho más de lo esperado por su densidad poblacional.

Este mapa representa las emisiones per cápita para 2002 (la escala logarítimica representa millones de toneladas por año y 100 km2).

En The New York Times han publicado unas excelentes infografías sobre el impacto económico familiar del precio de la gasolina (The Varying Impact of Gas Prices.). Este mapa representa el precio de la gasolina en EEUU como porcentaje de los ingresos per cápita. Se observa claramente como las zonas rurales y más pobres son las que sufren más con el incremento del precio del combustible para el transporte. Así, a pesar de que el precio sea máximo en California, supone en esta región un procentaje bajo de los ingresos en términos relativos.

Un reciente informe de la Brookings Institution, Shrinking the carbon footprint of metropolitan America (pdf) ha sido analizado en Worldchanging, como una evidencia clara de que los modelos territoriales (rural vs. urbano) y urbanos (suburbanización vs. ciudad compacta) tiene una importancia clave sobre las emisiones de gases. En este informe se han estimado las emisiones de CO2, derivadas del transporte de personas y mercancías y de los usos residenciales, en las 100 mayores áreas metropolitanas estadounidenses. Los resultados indican que las emisiones per cápita en las áreas metropolitanas son un 14% inferiores al promedio para todo el pais (y han crecido solo la mitad en los últimos 5 años). Analizando la variabilidad entre zonas metropolitanas se puede llegar a la conclusión de que las diferencias están motivadas en gran medida por los modelos de desarrollo espacial. Así las áreas de mayor densidad, con desarrollos más compactos y sistemas eficientes de transporte público (especialmente tren) presentan emisiones menores (como Nueva York o Los Angeles). Las diferencias entre el este y el oeste del país son debidas en parte a la mayor dependencia del carbon en el este y de la energia hidroeléctrica en el oeste. El informe propone aumentar por parte del gobierno las opciones de mayor eficiencia energética, realcionadas con el desarrollo compacto, el trasporte de mercancías y los usos residenciales en la escala metropolitana.

Este mapa representa las emisiones totales de CO2 (incluyendo transporte y usos residenciales) per cápita para el año 2005 en las 100 princiaples áreas metropolitanas de EEUU (el tamaño del símbolo es proporcional a las emisiones).

Si combinamos los diferentes datos que he comentado más arriba nos encontramos que, por una aprte, la crisis energética está modificando los hábitos residenciales de los norteamericanos provocando una “huída” hacia los centros de la ciudad. Como consecuencia se reduce el consumo de combustible y, por tanto, las emisiones de gases que causan el cambio climático. En realidad, este es un ejemplo claro de mecanismo de mercado que actúa como un regulador ambiental más eficiente que las políticas públicas o los acuerdos internacionales.

9 comentarios en “El regreso a las ciudades en EEUU y sus consecuencias para la sostenibilidad

  1. Es muy interesante, Juan, y toca de lleno cosas a las que me he estado dedicando desde hace tiempo (ver Tipología Vs. Tecnología: http://andresmartinez.es/index.php?id=4&l=1).
    Aparte de las emisiones (que también) el verdadero problema en España causado por la suburbanización (una suburbanización cutre y de pésima calidad, como bien apuntaba un blogger de Los Ángeles en una discusión, hace un tiempo, a “La Americanización de Madrid”: http://www.oscariglesias.com/?p=454) es el consumo derrochador del territorio y el paisaje, que es nuestro bien más preciado.
    Por suerte, en el caso del territorio español, el mercado (cuando no quisieron hacerlo ninguno de los 3 niveles de administraciones) ha venido a parar en seco esta vorágine, y, como en el caso del Co2 norteamericano que saludas, “no hay mal que por bien no venga”.
    Un fuerte abrazo, y hasta otro momento. Am

  2. Me pregunto hasta qué punto – o mejor dicho, hasta cuándo – las ciudades serán “la solución”.
    Es cierto que las profecías de Jack Nilles de 1973 se han cumplido poco (o nada). Pero también creo que los aspectos más cruciales para que el teletrabajo (en sus dos vertientes de “telecommuting” y “teleworking”) tenga lugar sí han cambiado en los últimos tres o cuatro años: redes más eficientes y baratas, banda ancha (disponible, asequible), cambios organizativos, etc.
    Dicho de otro modo, la creciente deslocalización de los trabajadores del conocimiento, y su también creciente (o a mí me lo parece) éxodo “al campo” debería empezar a considerarse en serio.
    Igual estamos ante movimientos (nunca mejor dicho) de sentido contrario, y habría que ver qué intensidad tiene cada uno y, sobre todo, qué tendencia.

  3. No quiero hacer un típico comentario anti-mercado y anticapitalista… Pero, si la causa del encarecimiento del petróleo es la creciente demanda asiática, la disminución del consumo es solamente local, un fenómeno de EEUU y Europa. Mientras que, a nivel global, el consumo de gasolina y la contaminación siguen creciendo. Los que tienen alternativas, se empiezan a inclinar por las alternativas precisamente para esquivar la presión del crecimiento. Si queremos una reducción global de las emisiones, este mecanismo no está haciendo nada.
    Una pregunta sobre el comentario de ismael: ¿realmente los trabajadores del conocimiento empiezan a deslocalizarse al campo? Porque yo diría que, en general, tienden a ser personas con unas necesidades sociales y culturales que no se satisfacen en el campo (como caso extremo, la “clase creativa”). Yo pienso que estas personas se desplazarían a ciudades medianas o incluso pequeñas, pero de ningún modo, salvo excepciones, a algo que no mereciera el nombre de ciudad.

  4. @DavidM
    Sí y no. Castells comenta en su trilogía que, efectivamente, la “clase creativa” se aglutina alrededor de los núcleos urbanos y que lo de la dispersión o desurbanización es un mito que en absoluto se corresponde con la realidad.
    Pero la trilogía está escrita en el siglo pasado 😉 y creo que muchas cosas han cambiado desde entonces. Probablemente la tendencia a la aglutinación no haya cambiado, pero sí las condiciones para que pueda haber (o no) un cambio.
    En cualquier caso, yo sí percibo un tirón rural entre (especialmente) los freelance del conocimiento. Un tirón que la mayoría de veces se queda en intenciones, y que muy seguramente no sea significativo en absoluto.
    Pero insisto:
    a) es una sensación más que una realidad constatable
    b) no hablo tanto de un cambio en los efectos, sino en las condiciones

  5. Como siempre, Juan, abriendo ventanas para llegar hasta cosas nuevas. Entiendo que centras tu análisis en el tema del coste de la suburbanización en términos de CO2 y ya es importante para valorar su impacto. Junto a esos costes ambientales, abría que insistir también en ofrecer luz sobre el coste marginal creciente de dotar de nuevos servicios públicos e infraestructuras a ese tipo de modelos de desarrollo urbano: carreteras, alumbrado público, servicios sanitarios y de atención social, escuelas y resto de dotaciones, saneamiento, gestión de residuos, etc. Otro coste “oculto”. Un saludo.

  6. el petroleo estaba a $40 hace 20 meses… como puede explicar esto un movimiento que empezo a principios de los 90s? la teoria de gordon no excluye los precios… la evidencia se encarga de eso.
    por si ademas las fechas no fueran suficiente, no he visto ninguna evidencia que a peor transporte publico mayor la resurgencia del centro, que es lo que deberiamos de esperar si hay un proceso de substitucion entre localizacion y transporte.

  7. REFLEXIÓN SOBRE EL CALENTAMIENTO GLOBAL.
    Aclaración antes de comenzar a leer:
    ESTA REFLEXIÓN FUE ESCRITA POR MI CON EL PROPOSITO DE HACER UN LLAMADO A LA CONCIENTIZACIÓN CON TODA SINCERIDAD ANTE UN TEMA TAN SERIO Y QUE CREO QUE NOS DEBERIA IMPORTAR A TODOS PORQUE EN DEFINITIVA PUEDE ESTAR EN JUEGO NUESTRO FUTURO.
    NO ES POR EXAGERAR, POR LLAMAR LA ATENCIÓN, POR CREAR PANICO, NI POR TILDARME DE CATASTROFISTA. PERO CREO QUE HAY QUE SABER LO QUE PUEDE LLEGAR A SUCEDER, POR MÁS TERRIBLE QUE PUEDA LLEGAR A SER EL ESCENARIO CON QUE NOS ENFRENTEMOS Y ENCONTREMOS EN EL DÍA DE MAÑANA.
    TIENE QUE HABER DE MANERA URGENTE UN CAMBIO RADICAL EN EL HOMBRE CON RESPECTO A SU INTERACCIÓN CON EL PLANETA.
    ES EVIDENTE QUE SE NECESITA DE UN PROCESO DE ADAPTACIÓN, PERO HAY QUE EMPEZAR CUANTO ANTES. PORQUE NO SABEMOS CUANDO VA A PASAR, PERO SUCEDERA. LA PREGUNTA JUSTAMENTE ES, ¿CUANDO SUCEDERA?
    ES POR ESO QUE LA HUMANIDAD DEBE PREPARARSE PARA QUE NO NOS TOQUE DESPREVENIDOS.
    EL CAMBIO CLIMATICO O CALENTAMIENTO GLOBAL ES UN TEMA MUY DISCUTIDO ACERCA DE LO QUE ES O NO VERDAD. Y HAY VARIAS TEORÍAS AL RESPECTO.
    O SEA LAS CAUSAS QUE PUEDEN ORIGINAR DICHOS FENOMENOS Y LAS POSIBLES CONSECUENCIAS QUE PUEDEN TRAER.
    LO CIERTO ES QUE TODO TIENE UN LIMITE Y SU DURACIÓN NO ES INFINITA.
    HAY QUE CUIDAR LOS RECURSOS NATURALES. HAY QUE HACER CASO A LAS ADVERTENCIAS COMO POR EJEMPLO CUIDAR EL AGUA, NO DERROCHARLA.
    ES QUE LA CONTAMINACIÓN QUE PROVOCA EL HOMBRE TRAERAN SUS EFECTOS.
    TAMBIÉN ES IMPORTANTE SEÑALAR QUE SE ACUSA, DE QUE POLÍTICOS, AMBIENTALISTAS, HASTA A LOS CIENTÍFICOS QUE USAN ESTE TEMA PARA MANIPULAR A LA GENTE, QUE HAY PERSONAS QUE SE APROVECHAN DE ESTO PARA LUCRAR. SI PUEDE HABER GENTE ASÍ. PERO TAMBIÉN HAY GENTE QUE CREE HONESTAMENTE EN ESTO Y QUE LO ESTUDIA SERIAMENTE PENSÁNDOLO PARA EL BIEN DE LA HUMANIDAD.
    NO HAY DUDAS QUE HAY PERSONAS QUE EXPLOTAN ESTO PARA SACAR BENEFICIOS EXCLUSIVAMENTE, Y QUE SOLO LO USAN COMO PROPAGANDA O USO POLÍTICO.
    ESTO TAMBIÉN ESTA DIRIGIDO A LAS PERSONAS QUE NIEGAN EL CAMBIO CLIMATICO O LA INFLUENCIA ANTROPOGENICA EN EL.
    LO QUE COMENTO EN LA REFLEXIÓN, SON SUCESOS QUE CON GRANDES PROBABILIDADES PUEDEN SUCEDER, LO QUE ES MAS DIFICIL DE ESTABLECER COMO DIJE ANTERIORMENTE ES CUANDO PUEDEN SUCEDER.
    YO PRESIENTO QUE EN ESTE SIGLO PADECEREMOS EVENTOS CLIMATOLOGICOS CADA VEZ MAS FRECUENTES Y EXTREMOS, NO SE HASTA QUE TAL MAGNITUD LLEGARA. PERO CREO QUE AFECTARA MUY SIGNIFICATIVAMENTE LA VIDA EN LA TIERRA.
    LA VIDA ES COMO UN BOOMERANG TODO EL DAÑO QUE HAGA EL HOMBRE SE LE SERA DE VUELTO CON SUFRIMIENTO Y DOLOR.
    ES UNA RELACIÓN DE CAUSA-EFECTO.
    ¿QUE QUIERE DECIR?
    QUE TODA ACCIÓN DEL HOMBRE TENDRA SU CONSECUENCIA.
    EL HOMBRE DESTRUYE A SU PLANETA Y EL PLANETA DESTRUIRA AL HOMBRE.
    DE ESTA MANERA EL HOMBRE SE CONVIERTE EN EL VERDUGO DE SU PROPIO DESTINO.
    A CONTINUACIÓN LES DEJO MI REFLEXIÓN.
    Sino frenamos la contaminación, y si no se hace nada pronto, va a ser demasiado tarde para tomar medidas para desacelerar el calentamiento global, porque va a llegar a tal grado el calentamiento que ya no va a ver punto de retorno y esto solo va a pasar en las próximas décadas. A nivel mundial se debería plantear un proyecto a corto plazo para tomar medidas. Se dice que en este siglo la temperatura global de la Tierra va a aumentar de 1 a 6 grados, quizás no parece nada a simple vista. Pero el aumento de grado por grado traerá consecuencias muy drásticas. Cuando la tierra alcance el 3er grado de aumento ya no se va a poder hacer nada, porque el calentamiento se va a tornar incontrolable y provocara la desaparición del Amazonas a causa de enormes incendios que van a ser imposibles de frenar, eso es muy grave porque automáticamente provocara que la temperatura suba 1 o 2 grados más. Y bueno al 4to grado, el nivel del mar subirá a causa del derretimiento de los polos de la Antártida, desapareciendo todos los países con costas, o sea que las costas sudamericanas serán las 1eras seriamente afectadas. Aparte el deshielo en la Antártida hoy ya es una realidad. Esta ocurriendo de una forma más acelerada de lo que se pronosticaba. El volumen que contienen todas las masas de hielo existentes en el planeta, ¡podrían provocar que el nivel del mar subiera de 60 a 70 m!
    Va a ver supertormentas nunca antes vistas, enormes catástrofes y esto va a pasar mucho antes de lo que pensamos, quizás hasta lo vivamos nosotros, sino es así serán nuestros hijos. Estas son algunas de las innumerables consecuencias que traerá el cambio climático y de hecho quizás hay muchas otras cosas que ni sabemos, y que ni imaginamos que puedan llegar a suceder. El cambio climático ya lo estamos viviendo. Grandes desastres naturales que antes ocurrían cada décadas, ahora cada vez ocurren mas seguidos. Estos fenómenos cada vez ocurren con más frecuencia e intensidad. El desprendimiento de grandes bloques de hielo esta ocurriendo en los polos, masas de hielo gigantes de centenares de km. cuadrados. Si bien el desprendimiento de esos bloques que colapsaran no tendrán un efecto en la elevación del nivel del mar, significa una alerta que algo no anda bien, porque esos desprendimientos de esa naturaleza no son usuales, es a causa del calentamiento global según señalan los científicos. Y que es la zona más afectada por el calentamiento, y la Antártida es la zona que más ha sufrido el aumento de temperatura. Evidentemente el planeta nos esta diciendo que esta llegando a su limite, y nos esta advirtiendo. Estamos en la era en que tenemos que tener verdaderamente en cuenta el medio ambiente y aprender a sobrevivir a lo que nos vamos a enfrentar, que va a ser una batalla muy dura por la supervivencia, porque no nos vamos a engañar, poco se va a hacer por esta cuestión, o cuando realmente busquemos una solución ya va a ser demasiado tarde .Y los países subdesarrollados van a sufrir mayor impacto. Esto provocara enormes crisis mundiales por las consecuencias económicas y perdidas humanas. Guerras por la escasez de los recursos naturales, y una de las principales causas será por la escasez del agua.
    La elevación del nivel del mar podría provocar desplazamientos de centenares de millones de personas. O sea movimientos migratorios en masas.
    Lo que significaría que habría una tensión social muy fuerte, se tornaría una situación incontrolable. Estos desplazados tratarían de cualquier manera de ingresar a otros países donde la elevación del mar todavía aun no ha surgido efectos en esos territorios.
    Las personas harían cualquier cosa por sobrevivir.
    Nos encontraremos en un mundo donde reinara el caos y la inseguridad.
    Esta situación será insostenible hasta para los países ricos.
    El hombre con miedo y desesperación por vivir se convertirá en un ser muy peligroso. Quizás la propia tensión social que provocara este fenómeno resulte más peligrosa que el mismo calentamiento global.
    Otro factor muy importante y preocupante es el aumento demográfico global.
    El ritmo de crecimiento de la población mundial es súper acelerado. Y en el futuro sino se controla y se restringe la natalidad podemos padecer las consecuencias del explosivo crecimiento demográfico, o sea que este crecimiento superara el crecimiento productivo de los alimentos. Por lo tanto sufriremos la escasez de los mismos y habrá carestía y hambrunas. Que de hecho ya lo estamos viviendo. Pero obviamente que este factor no es el único que influye que en el mundo haya cada vez mas pobreza extrema. En el espectro social cada vez se aumentan más las distancias entre una minoría muy rica y una mayoría muy pobre.
    Lo cierto es que cada vez hay mas bocas que alimentar y los recursos naturales no son infinitos.
    Aparte cuanta más población significa mas consumo de energía y esto contribuye más aun al calentamiento global. O por lo menos lo que si es seguro que los recursos de apoco se están acabando y cada vez hay mas población.
    Si ya es muy critica la pobreza y el hambre en el mundo lo será muchísimo mas si le agregamos el aumento demográfico y encima el cambio climático.
    Realmente nos puede esperar un panorama desolador.
    Es muy difícil, porque hay que cambiar la mentalidad de las personas, cambiar nuestras maneras de vivir, y eso no es de un día para el otro. Y hay otros intereses de por medio que juegan ,el afán de lucro y de expansión de los países de 1er mundo y los de en vías de desarrollo, que obstaculizan más aun buscar nuevas alternativas de desarrollo que sean ecológicas, una alternativa por ejemplo es la energía solar y la eólica pero también existe otras posibilidades. Por eso es muy difícil cambiar un sistema ya predominante a nivel global que rige nuestra sociedad. De otra manera se puede decir quizás que el gran culpable sea el sistema capitalista, pero hablando de la fase del desarrollo industrial. Las industrias son las que emanan el gran porcentaje de los gases de efecto invernadero que perjudican el medio ambiente. Pero tenemos que pensar que se va a hacer mucho más por esta causa y que del hombre se convenza que no hay otra si es que queremos nuestra preservación. El hombre es un animal de costumbre por ese lado quizás surja algo de esperanza, pero no contamos con mucho tiempo. Hay que buscar soluciones para prevenir tales predicciones de catástrofes climáticas que no ocurran y no buscar soluciones para enfrentarlas en el día de mañana. Mas vale prevenir que curar encaja muy bien en este tema. Y creo que una cosa es cierta el costo económico sería enormemente mayor si seguimos en la misma rienda, lo que significa reconstruir ciudades desvastadas por desastres naturales que de hecho ocurre pero se convertirá en algo mas común y con mas poder destructivo, las posibles enfermedades nuevas que pueden aparecer, la escasez de ciertas recursos haría que estos fueron de altísimo costos para conseguirlos, y esto es muy claro, no todos podrán acceder a ellos, serán muy pocos, habrá guerras por los mismos, y bueno a causa del aumento del nivel del mar, los países de menos recursos no se podrán salvar. Y los países mas ricos buscaran soluciones para construir, barreras bloques especies de muros gigantes para evitar que queden bajo agua. Lo que es una injusticia porque quizás unos pocos se puedan salvar, los que tienen más recursos y son más poderosos, que a su vez son los que mas contaminan. ¿Sé imaginan lo que podría llegar a ser el costo económico? serian cifras astronómicas, pero lo mas importante
    sin duda es el costo humano que esto provocara. Sin duda que en esto la educación va a ser clave, desde los institutos y los hogares. Es la hora de saber realmente y actuar. Ya no se puede seguir ignorando, detalles mas detalles menos, el cambio climático es una realidad y se debe en gran parte a la acción del hombre, de eso no tengo ninguna duda. Yo creo que el clima sufre cambios naturales pero pienso que el hombre ha acelerado ese proceso. Pero aparte pensemos esto, ¿qué es lo que les dejamos a los que vienen a las generaciones futuras y al resto de los seres vivos? Hay gente que piensa que quizás esto pueda suceder, pero le restan importancia porque piensan que no les va a tocar en sus vidas o que va pasar en mucho tiempo, pero como dije antes, con los que vendrán que? Sufrirán las consecuencias de lo que hicieron sus antecesores.
    Creo que hay factores naturales también que causan el cambio climático, pero creo que como dije anteriormente, que el factor mas influyente es la actividad humana. De todos modos, mas allá de la influencia del hombre o no en el cambio climático, no hay duda de que el hombre le ha hecho mucho daño y le sigue haciendo al medio ambiente, ecosistemas destruidos, mares, océanos contaminados, especies extinguidas, enfermedades desnutrición, deficiencias respiratorias por el aire contaminado, etc. Tarde o temprano alguna consecuencia nos traerá, ¿no les parece? Y esto implica al mundo entero, esto no es un problema solo de los humanos. No hay que olvidar que nosotros no somos los dueños, lo compartimos con otras especies y tienen tanto derecho como nosotros de vivir.
    A continuación voy a decir mas en detalle lo que puede provocar el aumento de grado por grado según Mark Lynas en un libro que escribió titulado “Six degrees” (seis grados).
    Un grado más: se acabaría el hielo del Ártico.
    Lynas plantea la desaparición del hielo del Ártico durante medio año si la temperatura sube solo un grado centígrado más. Además, las mareas podrían sumergir todas las viviendas de la costa de la Bahía de Bengala, entre Birmania e India, donde habitan más de un millón de personas. Habría huracanes en el Atlántico Sur, sequías severas en el oeste de Estados Unidos donde se ubican ciudades como San Diego, San Francisco, Las Vegas y Los Ángeles y se verían cambios inesperados en la agricultura de Inglaterra, donde hay más de 400 viñedos.
    Más 2 grados: se acabarían las barreras de coral.
    Se aceleraría el derretimiento de los glaciares de Groenlandia. Del glaciar Jakobshavn se desprenderían porciones de hielo que si se derritieran serían suficientes para abastecer con agua potable a todos los habitantes de Nueva York por un año. La extinción de los osos polares no tendría vuelta atrás y los insectos podrían comenzar a migrar a muchas regiones que se han vuelto más templadas, un hecho que ya es evidente en regiones de Brasil, Venezuela y Colombia. La isla-nación de Tuvalu, en el Pacífico sur, podría quedar sumergida por las mareas y las barreras de coral desaparecerían, porque no resistirían el aumento de la temperatura del agua.
    Más 3 grados: la amenaza caería sobre la selva del Amazonas
    La nieve de los Alpes se acabaría y las olas de calor serían lo normal en el Mediterráneo y en la mitad de Europa central. Los huracanes de categoría 6, peores que ‘Katrina’, serían más frecuentes y la selva del Amazonas podría desaparecer por la proliferación de incendios.
    Más 4 grados: desaparecerían Venecia y parte de Egipto. El derretimiento de los glaciares del Himalaya, que alimentan el río Ganges, se produciría antes del 2035. Las inundaciones serían frecuentes. Además, sin nieve que produzca agua, habría hambrunas. El norte de Canadá se convertiría en la zona agrícola más prolífica del planeta y los hielos del oeste de la Antártida podrían colapsar elevando el nivel del mar hasta la destrucción de zonas costeras de América Latina. También se inundaría por completo Venecia (Italia) y zonas de Egipto y Bangladesh.
    Más 5 grados: no habría agua para Los Ángeles, El Cairo, Lima o Bombay.
    Ante un escenario de este tipo, la guerra por el líquido sería inminente, una situación que muchos de los expertos del mundo han anunciado.
    Más 6 grados: nos devolveríamos al periodo Cretácico.
    Por falta de nutrientes, y ante la extinción de más del 70 por ciento de las especies, el océano se vería azul brillante. Los desiertos avanzarían sobre los continentes. Los desastres serían asunto de todos los días y muchas de las principales ciudades del mundo, como Nueva York, estarían bajo el agua. El mundo podría parecerse al período Cretácico, 144 millones de años atrás, en el que solamente un 18 por ciento de la superficie de la Tierra estaba sobre el nivel de las aguas, cifra que hoy se acerca al 30 por ciento.
    Yo estoy convencido y creo firmemente en esto. Además creo que este siglo va ser clave porque va a marcar el rumbo de la humanidad. Creo que estamos en el momento justo de cambiar o condenarnos a la extinción.
    Aclaro que acepto y respeto a las personas que no estén de acuerdo, solamente expreso mi pensamiento.
    Yo se que esto no hace mucho, que realmente lo que provocara cambios es la acción, pero la información es muy importante también, la concientización es el 1er paso.
    Desde luego que quiero aportar con algo mas pero hasta el momento no se como. Y quisiera a través de los estudios y si mi capacidad me lo permite, poder aportar algo en pro de la mejora de la situación del planeta, no solo informando sino proponer soluciones que yo y los demás podamos llevar a la práctica.
    Yo en este momento estoy terminando bachillerato. Después quiero hacer meteorología para luego hacer licenciatura en ciencias atmosféricas. Porque estoy interesado en estudiar el comportamiento y variabilidad del clima y por lo tanto las consecuencias que trae y puede traer el cambio climático y lo que lo causa.
    Si alguien quiere comunicarse conmigo, o si me pueden aconsejar todas las opciones que tengo para estudiar además de ciencias atmosféricas, mi correo es: locomotiv313@hotmail.com
    Desde ya doy muchas gracias a este blog por darme la posibilidad de dejar este mensaje y a tantos otros.
    Aprovecho a comunicarme a través de estos blogs que tratan sobre el tema del cambio climático o calentamiento global porque la gente que los visitan es más probable que se interesen por este tema.
    Muchísimas gracias.
    Un gran saludo.

  8. Pero LA no es una de las ciudades con más área suburbana? Lo que se conoce como una “ciudad bajita”? Mucho más incluso que las españolas?

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>